Había pasado un año desde la primera intervención de #Encaja_dos cuando, en una visita a Barcelona, vimos como se había ido deteriorando el aspecto del solar y de nuevo la parte baja era un lugar ideal para acumular basura. No pudimos evitar la sensación de que teníamos que volver para restaurar esa esquina de El Born, esta vez abarcando el suelo y la vaya, para transformarlo en un espacio que vecinos y paseantes pudieran disfrutar. Para conseguirlo, optamos por el micromecenazgo y con la ayuda de todos, esto es lo que se ha conseguido paso a paso.

@Encaja_dos II 1a

Empezamos a contactar con gente en la ciudad y a mover la intervención en las redes sociales y el 16 de Julio, estábamos en Barcelona dispuestas a a pasar una semana en el solar de Canvis Nous 1. Tuvimos la gran suerte de que el artista Fabio de Minicis nos contactara para ofrecernos su taller Espai Ku como base de operaciones ¡justo situado frente al solar! .  Allí nos reunimos el primer día con quienes serían nuestros incansables colaboradores: Fabio, Jaime y Penélope, junto con Joan y Soykuriosa para las fotos y pegar!!

Nos pusimos manos a la obra, limpiando las partes de la pared en mal estado, que en muchas zonas se caía a pedazos por las humedades. Las obras que encontramos en buen estado las dejamos y aplicamos un líquido fijador en el resto, para evitar que la pared continuara desconchándose. Para terminar la primera fase de los muros, pintamos con turquesa las zonas más estropeadas, dándole un aspecto más luminoso y uniforme.

@Encaja_dos II 1b

En el suelo, cubrimos la tierra con canto rodado blanco y algunos cuadrados grises. Esto cambió inmediatamente la percepción del espacio y su aspecto: ahora parecía un jardín o una plaza bien cuidados donde realmente apetecía sentarse a esperar o charlar. A continuación reutilizamos unos palés que conseguimos y los convertimos en asientos y grandes maceteros, donde plantamos romero silvestre, una especie que por lo visto se mantiene y crece muy fácilmente, ¡además del buen olor!

Además de los colaboradores habituales, todos los días aparecía alguien más, en función de la disponibilidad de tiempo que tuvieran. Cuando llegaron los sacos de canto rodado, fue fundamental la ayuda añadida de Vali, Ankó, Javi… y otros días de Mikel, Elia, Andrea…  y más que os iremos nombrando.

……….

Anuncios