Fotos: Fictionrede

El solar de la calle Brosolí (aquí) presentaba unas peculiaridades respecto a los otros solares:     se trata de un un jardín rectangular en esquina de manzana elevado un metro sobre rasante y de tupida vegetación; cuyas medianeras están cubiertas por enredaderas que se alzan hasta las azoteas de los edificios.    Decidimos que sería interesante el acceso al mismo jardín elevado; que eso formaba parte de la esencia del solar.     Se trataba de subir al jardín, caminar entre la maleza y llegar al único fragmento de pared sin enredadera; donde colgaríamos las cien postales de Pau Faus.     Así que tuvimos que realizar unas tareas previas de saneamiento y preparación que corrieron a cargo de nuestros socios masculinos fictionrede y laperiferiadoméstica que hicieron una magnífica labor jardineril.

Practicamos una vereda entre la maleza para lo cual nos procuramos unas tijeras de poda muy baratas; tanto que quebraron al tercer envite.     Y adecentamos la superficie del fondo para la exposición haciendo uso de una espátula que trajimos, muy previsores, desde Madrid.     También, para superar la altura del parapeto del jardincillo, nos agenciamos gracias a Guillem seis contenedores de botellines Moritz (patrocinador del festival) que encontramos decorando el eme3 plaza y que unimos con bridas según el consejo de Sr Lorenzo (una vez más, haciendo más de Sr Lobo que de Sr Lorenzo).

Anuncios