El primer día nos quedamos tan aturdidas, que el segundo día no fuimos. Nos dedicamos a pensar y a la playa y a tomar calamares y a la playa, a ver Gijón, pero sobretodo a la playa… Hacía un día espléndido.

Lo mejor del vídeo fue hacer palabras de carteles, pero sin nuestras palabras… vamos nuestro rollo, pero contado de otra manera.

Anuncios