esta fue la primera acción, vimos los rectángulos amarillos sobre el zócalo de hormigón y vimos claro que había que exponer, hicimos unos dibujos en la calle, hacía bastante frío, hicimos árboles porque faltan.

Compramos unos marcos en un chino. Era más barato comprar unos marcos con dibujos que sin nada! así que los desmontamos y los hicimos reversibles, por si a alguien le gustaba más el dibujo de los chinos.

Dejamos una pizarra vileda y escribimos: Pinte aquí su cosa. Y sucedió.

Así que ya nos enganchamos.

Anuncios